La inteligencia social

En el 2006 Daniel Goleman publicó su libro “Inteligencia Social” en el que plantea, entre otras cosas, cómo los seres humanos nos comunicamos entre nosotros de una forma no perceptible a través de conexiones emocionales.

¿Te has preguntado alguna vez por qué cuando alguien se ríe te contagia la risa? ¿por qué el bostezo es contagioso o el llanto de un actor en escena? Goleman explica que en nuestro cerebro hay una parte “húmeda” o emocional que permite que sintamos de inmediato lo que la otra persona está sintiendo. Es la vía superior, seca o racional, la que racionaliza este sentimiento.

child-594519__180

Esto significa que nuestro primer instinto es el de imitar lo que está sintiendo la otra persona. Si vemos a alguien sonreír abiertamiente, lo más probable es que nuestro primer instinto sea el de sonreír también. Aunque, como dice Goleman, hay personas más adiestradas que otras en racionalizar y reprimir estos instintos (¿realmente debería o quiero sonreír en este momento?).

smiley-427160__180

También significa que lo que proyectamos tiene una consecuencia en las personas que nos rodean. Es decir, con una simple sonrisa, con un sentimiento afectivo hacia la otra persona, podemos cambiar en segundos lo que quizás era un día malo o una mente turbada, en un emoción de positividad. Porque, por muy extraño que pueda sonar, una expresión facial desencadena los sentimientos asociados a ella. Goleman cita a Edgar Allan Poe, quien se dio cuenta mucho antes de la ciencia, de este fenómeno: “Cuando quiero saber lo bondadosa o malvada que es una persona o qué es lo que está pensando reproduzco en mi rostro, lo más exactamente que puedo, su expresión y luego aguardo hasta ver cuáles son los pensamientos o sentimientos que aparecen en mi mente o en mi corazón que equivalen o se corresponden con esa expresión”.

Con todo esto podemos concluir que podemos “engañar” o “guiar” a nuestra mente a cambiar un estado de ánimo nuestro o ajeno con cierta facilidad. Si una tarea se nos hace ardua, si tenemos un día malo, o si alguien a quien queremos está turbado, con una simple sonrisa podemos ayudar a cambiar radicalmente estas situaciones. De igual manera, deberíamos tratar de evitar sentimientos de ansiedad, angustia, molestia o enfado alrededor de nuestro seres querido; sobre todo, si éstos están teniendo un buen día.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

BayArt

New Perspective on Life

Discover

A daily selection of the best content published on WordPress, collected for you by humans who love to read.

invisibletania

the adventures of a dreamer

La Peruana Vegana

Deliciosa comida peruana 100% vegetariana

PameArce

Abogada por error, buena amiga y mala aduladora. Artista tardía, sibarita, güena pa las fiestas y mala pa victimizarme. @Pamela_Arce

Infinita Persistencia

Un Blog sobre salud mental y física para nosotros y para nuestros hijos

The Daily Post

The Art and Craft of Blogging

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

%d bloggers like this: